Mi vida... tal cual

lunes, julio 26, 2010

Invisible eyelashes.

Miro por la ventana: hace sol. Cierro los ojos, dirigiendo mi cara hacia todo el calor que tiene que ofrecerme. Sonrío sin razón aparente: el mero hecho de recordar cualquiera de esos momentos que lo han cambiado todo para siempre, me obligan a mostrar felicidad.
Sentir que cada momento estás más cerca de llegar al punto álgido de tu vida, que más allá no se puede llegar, que it simply doesn't get any better than this. Por un lado, miedo de que todo vaya cuesta abajo a partir de un momento dado, pero por otro, viviendo cada instante como si fuera el último.
Anyway, después de unos años sin tenerlo muy claro, finalmente sé a dónde voy, qué quiero y cómo conseguirlo. Ahora sólo queda levantarse e ir a buscarlo, tocar a su puerta y raptarlo. El objetivo que, sin saberlo, siempre has deseado, contigo forever.

Song recomendada (independiente de esta entrada): Sexy sadie - I won't hurt you (o someone like you)